Qué son las Ondas de Elliot

Fecha: 02.12.2013 | Formacion Trading">Formacion Trading | Blog, Formación

Las ondas de Elliot son unos de los principales elementos de análisis técnico que utilizamos diariamente para nuestras operaciones de trading, por eso os dejamos a continuación su explicación e historia.

La Teoría de las Ondas de Elliot fue desarrollada por Ralph Nelson Elliot(1871–1948), se basa en el principio de los movimientos de los precios del mercado financiero a través de las ondas que lo forman y el estudio de su formación gráfica. Está basada en la Teoría de Dow es un avance significativo con respecto a ella.

Tras la muerte de Elliott está teoría quedó casi en el olvido y años más tarde fue A.J. Frost y Robert Prechter quien con su libro Principio de las Ondas de Elliot (1978) la hizo popular.

Elliot creía que la teoría del mercado de valores era parte de una ley natural mucho más grande que gobierna todas las actividades del hombre. Dicha ley podría describirse así: “las actividades del universo son repetitivas, aunque no idénticas en cada situación, sino con características particulares”. Elliot concluye que al ser la negociación de valores una actividad humana, y por ende, dentro de la naturaleza, debe necesariamente seguir las mismas pautas de comportamiento que la superestructura universal. Si esto se cumple, teniendo en cuenta la psicología de las masas (elemento también incorporado por Elliot a su Teoría de Onda) y las particularidades de cada situación, se estaría en condiciones de predecir eficazmente el comportamiento futuro de los precios. De acuerdo a la exactitud con que sea hecha dicha predicción, el operador podrá aprovechar su conocimiento para obtener utilidades negociando valores en los mercados.

Su teoría consiste en que el mercado tiene un ciclo alcista completo formado por una primera etapa alcista compuesta el modelo 5-3 por 5 ondas denominadas ondas 1, 2, 3, 4 y 5 donde la onda 3 tiende a ser la más grande de todas pero nunca la menor, la onda 3 siempre supera en valor a la 1. La segunda etapa bajista compuesta por 3 ondas denominadas a, b y c. Cada etapa contiene sus propias ondas de impulso y sus ondas correctivas, son de impulso aquellas que van a favor de la tendencia y correctivas las que van en contra de la tendencia. Cinco ondas a la subida (baja) en mercados alcistas (bajistas) y tres ondas en el sentido inverso, que corrigen, aunque no en toda su magnitud, el movimiento realizado por las cinco primeras ondas. A su vez, las ondas se dividen de la siguiente manera:

a) Ondas 1, 3 y 5: son llamadas ondas de impulso, ya que se mueven en dirección de la tendencia principal

b) Ondas 2 y 4: las denominadas ondas de retroceso, ya que “devuelven” parte del recorrido de las ondas 1 y 3.

c) Ondas a, b y c: designadas como ondas correctivas. En las que a y c van a favor de la tendencia y b va en contra

ondas elliot

Descubrió también que las ondas estaban divididas en sub-ondas más pequeñas y éstas a su vez en otras más pequeñas y así sucesivamente. Las definió a cada una de ellas con un nombre para diferenciarlas.

Las ondas por su grado las denominó:

  1. Gran Superciclo: Varias décadas o varias centurias

  2. Superciclo: Varios años o décadas

  3. Ciclo: un año o varios años

  4. Primario: de unos meses a un año

  5. Secundario o intermedio: de semanas a meses

  6. Menos o corto plazo: semanas

  7. Minute: días

  8. Minuette: horas

  9. Subminuette: minutos

Es una teoría fácil de esquematizar, pero a la hora de llevarla a la práctica, es difícil de comprender y de realizar el recuento de las ondas por las irregularidades que presentan los mercados, requiere experiencia en gráficos financieros. Teniendo en cuenta lo anterior, podemos afirmar que la determinación correcta de la situación en que se encuentra el mercado en cuanto a las ondas es de una importancia preponderante para este método, ya que a partir de allí, y teniendo en cuenta el horizonte temporal de la inversión, se podrá predecir cómo se comportará probablemente en el futuro el mercado.

Hay tres aspectos importantes en la Teoría de Onda de Elliot: figura, análisis de razones y relaciones de tiempo, en ese orden de importancia:

a) Figura: se refiere a las formaciones de onda que abarcan el elemento más importante de la Teoría;

b) Análisis de razones: de gran utilidad a la hora de determinar los puntos de retroceso y los objetivos de precio midiendo la relación existente entre las diferentes ondas.

c) Relaciones de tiempo: son muy útiles para confirmar las figuras de onda y los ratios, pero algunos la consideran menos fidedigna en la predicción del mercado.

Pauta de impulso

Se llama de esta forma a la secuencia conformada por las ondas 1 a 5. Normalmente, en una pauta de impulso, y considerando las ondas 1, 3 y 5 se produce el siguiente efecto: dos de las tres ondas tienen características similares en cuanto a su duración temporal y en la variación de precios que implican, mientras que la restante presenta una extensión de alguno de los dos aspectos anteriores –duración, variación de precios- o de ambos simultáneamente.

Onda 1: Siempre representa un cambio de tendencia en el mercado y raramente manifiesta su intención, son pocos los que la identifican. Cuando la primera onda de un nuevo mercado alcista (de toros) empieza, las noticias fundamentales son tremendamente negativas. La tendencia previa está considerada como muy fuerte y los analistas fundamentales siguen revisando sus estimaciones a la baja, la economía se ve muy débil. Los sondeos son decididamente pesimistas. Abundan las opciones “put”. La volatilidad implícita en el mercado de opciones es alta. El volumen puede aumentar un poco con la subida de precios, pero no lo bastante para alertar a los analistas técnicos. En esta fase es interesante apoyarnos en indicadores como el MACD.

Esta onda aparece habitualmente como la más corta de las cinco ondas de fase de impulso siendo rara vez una onda extendida. Se correspondería con la fase de Acumulación de la Teoría de Dow

Onda 2: La onda 2 corrige a la onda 1, pero nunca se extenderá más allá del punto de inicio de la onda 1. Normalmente las noticias siguen siendo malas. Como los precios vuelven a acercarse al mínimo anterior, también vuelve el sentimiento negativo, “la muchedumbre” mantiene su pensamiento de que el mercado está a la baja. Aun así aparecen algunos signos positivos: el volumen debería ser inferior al registrado en el desarrollo de la onda 1 con retrocesos entre 38.2% y 61,8% de Fibonacci, aunque en algunas situaciones especiales del mercado puede llegar al 100%. Si se diese un retroceso mayor del 100% es una indicación de que el conteo es incorrecto y que no se trata de un cambio de la tendencia precedente. Determinar el fin de esta onda es muy importante ya que marcaría el momento del inicio de la onda 3, la cual por lo general es la que brinda más ganancias ya que suele ser la más larga.

Onda 3: Normalmente esta es la onda más larga y más poderosa de una tendencia (aunque en alguna investigación se sugiere que en mercados de derivados y materias primas la onda 5 normalmente es la más grande), pero hay que destacar que nunca es la más cota de las tres ondas de impulso. Las noticias comienzan a ser positivas y los fundamentales empiezan a realizar estimaciones de ingresos. Los precios suben rápidamente y las correcciones son muy débiles. Seguramente alguien ande buscando un “pullback” y se quedará fuera del barco. Cuando comienza la onda 3 es posible que las noticias sigan siendo pesimistas y muchos inversores mantengan sus posiciones cortas. Sin embargo, a la altura del punto medio de la onda 3 (el punto de Prechter), “la muchedumbre” se unirá a la nueva tendencia alcista. Puede ser la onda extendida provocando una gran pendiente de la cotización y “huecos en los precios”. La onda 3 suele sufrir una variación del precio entre el 161.8% y el 262.8% del efectuado de la onda 2 y extenderse un ratio de 1.618:1. Se le podría asimilar a la segunda fase de Dow al suponer una confirmación de la tendencia.

Onda 4: La onda 4 también es claramente correctiva y se presenta como una onda de toma de beneficios. Los precios suelen serpentear durante un periodo largo hasta retroceder el 38,2% de la onda 3 (normalmente es menos). El volumen es aproximadamente el mismo que la onda 3. Por eso, si estamos muy familiarizados con la teoría intuimos que este es un punto especialmente importante para aprovechar la onda 5 y su potencial.

Onda 5: La onda 5 es el último tramo en la dirección de la tendencia dominante. Las noticias ahora son tremendamente positivas y todo el mundo es optimista. Lamentablemente, este entusiasmo hará que muchos inversores principiantes compren justo antes de llegar a la cima. El volumen en la onda 5 es inferior a la onda 3 y muchos indicadores comienzan a mostrar divergencias los precios alcanzarán nuevos máximos mientras los indicadores no consiguen alcanzar nuevos picos, como por ejemplo en el MACD. A esta altura los inversores institucionales u operadores profesionales ya se encuentran fuera del mercado o están preparando su salida ante la menor señal de cambio en la tendencia de los precios.

Pauta de correctiva

En su modelo básico llamado zig-zag, está conformada por las ondas a, b y c, que a su vez pueden subdividirse en cinco, tres y cinco sub-ondas respectivamente. La subdivisión en 5 ondas menores de A y C no es casual, sino que es una consecuencia lógica al ser A y C las “ondas de impulso” de la pauta correctiva y B la correctiva del impulso generado por A. No todos los operadores leen correctamente el inicio de esta pauta; en rigor, al principio suele interpretarse como una corrección menor dentro de la tendencia general alcista o bajista, pero las sucesivas bajadas o subidas de los precios de cotización terminan con aquella interpretación y dan lugar al reconocimiento de que se está dentro de un movimiento de corrección más amplio. No llegan a retroceder completamente el camino que han trazado los precios durante la pauta de impulso (el límite es el piso de la onda 2 de la pauta de impulso). Otro elemento importante que hay que tener en cuenta es el tiempo durante el cual se desarrolla la pauta: suelen desarrollarse durante un período bastante más prolongado que el que implicó el movimiento anterior.

Onda A: Al igual que la onda 1 es de bastante difícil de identificar. En la onda A de un mercado a la baja, las noticias fundamentales son todavía positivas en general. La mayor parte de los analistas ven la caída como una corrección en un mercado alcista todavía activo. Los indicadores técnicos acompañan a la onda en su movimiento. Se incrementa el volumen, la volatilidad en los mercados de opciones y, posiblemente, el interés en los mercados de futuros relacionados.

Onda B: Se caracterizar por un rebote de los precios que vuelven a girar hacia arriba por lo que muchos ven una reactivación del mercado alcista que aún no creen acabado. Los familiarizados con el análisis técnico pueden ver este pico como el hombro derecho de la figura hombro-cabeza-hombro. El volumen deberá ser inferior al de la onda A, un movimiento muy débil que confirma la finalización de la tendencia anterior. Las noticias fundamentales, probablemente, aún no son negativas. Es la última oportunidad de salir del mercado a salvo.

Onda C: Al contrario que con la onda anterior es habitual que sea un movimiento muy fuerte el precio cae formando cinco ondas. El volumen se dispara y en la subonda 3 de la onda ya todo el mundo comprende que estamos en un mercado a la baja. La onda C es al menos tan grande como la A o más.

Extensiones de onda

Aunque la mayoría de las estructuras de cinco ondas suelen tener características bien definidas a veces pueden ocurrir anomalías o irregularidades en la formación que son mas o menos frecuentes y estas son conocidas con el nombre de extensiones de ondas. Estas extensiones forman parte de la secuencia natural de las ondas de impulso (1, 3, 5) provocando así un recorrido más amplio del movimiento inicial, dando como resultado un total de nueve ondas de tamaño similar, en vez del recuento normal para la secuencia de “cinco”. En una secuencia de nueve ondas es, a veces, difícil decidir qué onda se alargó, aunque suele ser irrelevante, puesto que en el sistema de Elliott, un recuento de nueve y otro de cinco tienen la misma significación técnica.

Las implicaciones de las extensiones, útiles para realizar pronósticos de evolución de precios, no carecen de importancia:

I. Únicamente una de las tres ondas de impulso se extenderá.

II. Las dos ondas restantes tenderán a ser similares en cuanto a recorrido y duración.

III. Suele presentarse a su vez como una pauta de impulso, incluyendo una secuencia interior de cinco ondas.

IV. La variación de precios es por lo menos de un 161.8% de la última onda de mayor duración de su mismo grado.

V. Si la onda extendida es la 1, es común que la onda 3 represente un 61.8% de la onda 1 y la onda 5 un 38.2% de la onda 3. Es bastante frecuente que se presente la combinación contraria: la onda 3 un 38.2% de la onda 1 y la onda 5 un 61.8% de la onda 3.

VI. De producirse la extensión en la onda 3 (caso más común con la salvedad ya hecha acerca de mercados altamente apalancados), la onda 5 mostrará una evolución similar a la onda 1, aunque es frecuente que aparezca como un 61.8% o un 161.8% de la misma. Se debe tener en cuenta que la onda 3 debe tener una variación de cómo mínimo el 161.8% de la onda 1 Depende de cuánto supere la onda 3 el valor antedicho para poder hacer una inferencia del desenvolvimiento probable de la onda 5.

VII. En el caso de una extensión de quinta onda, la onda 3 por lo común representa un 161.8% de la onda 1, mientras que la onda 5 presentará un recorrido igual a 1.618 veces la distancia existente entre el comienzo de la onda 1 y el final de la onda 3. onda de elliot ¡¡¡Feliz Trading!!!

Guia_640x79

Comments

  • Pingback: Qué son las Ondas de Elliot - Formaci&oa...

  • Leave a Comment

    Name (required)
    Website
    Your Message (required)